Dancing Mood en el Gran Rex: humildad y talento

2010-08-27-DM-GranRex
Por Emilio Zavaley | www.rollingstone.com.ar | 28.10.2010

Con Rico Rodríguez como invitado especial, Hugo Lobo y los suyos celebraron diez años de trayectoria con más de 4 horas de show.

¿Cuántos espectáculos pasan por el Gran Rex durante cada temporada? ¿Más de 100? Un repaso rápido por su marquesina mezcla a los jóvenes de la factoría Cris Morena, Casi Ángeles –que está en cartel desde hace meses- con los shows que se vienen de Regina Spektor, Maceo Parker y Jorge Rojas, por ejemplo, y en la primera parte del año 2010 ya tuvo a Matisyahu, Dread-Mar-I y Jorge Drexler, entre muchos otros. Y aunque es un lugar preparado técnicamente para este tipo de presentaciones no pudo resistir la energía y despliegue de Dancing Mood: cuando iban dos horas de show en su celebración por los diez años de trayectoria mostrando clásicos tuneados en clave jamaiquina, saltó la térmica del Gran Rex y ningún equipo respondía. Pero la fiesta no se frenó con ese contratiempo. Solucionado el problema, siguió y de la mejor manera. A continuación, cinco impresiones de la presentación de más de ¡4 horas! de Dancing Mood en la mítica avenida Corrientes.

1- Hugo Lobo no se queda en el molde y siempre va por más. O al menos eso parece cuando a la formación estable de Dancing Mood le vuelve a sumar la orquesta de cuerdas Deluxe -que los había acompañado en los 100 Nicetos– sumándole altura a su presentación. Más de 30 personas en escena sonando como si se tratara sólo de un puñado de integrantes.

2- Desde su creación en 2000, Dancing Mood erradicó todos los yeites negativos de la música. Pocos minutos después de cumplido el horario anunciado para el comienzo del show, aparecieron en el tablado del Gran Rex y comenzaron a tocar “Dandimite!”. Nada de hacerse desear. Y antes del quinto tema, todos los integrantes habían tenido su momento para lucirse y recibir su merecido aplauso. Democracia musical.

3- Muchos amigos de DM visitaron el Gran Rex para festejar sus diez años. Temprano en el escenario, estuvieron Pablo Molina, Pablo Lescano con su team Damas Gratis, el coro Gospel de Argentina y Maikel de Kapanga. En la segunda mitad, pasaron la infaltable Deborah Dixon y Vicentico que además de “Have You Ever Seen The Rain?” de Creedence cantó “Do Nothing” con su compañero de banda el Sr. Flavio en el bajo y…

4- … Rico Rodríguez. La leyenda del ska no podía ser nombrado como un invitado más: engalanó este festejó con su trombón en “We Want Peace” y “Afrika” y su voz para los históricos “Oh Carolina!” y “What a Wonderful World”. Hugo Lobo lo veía a su lado en el escenario y no lo podía creer (atentos, porque “el sueño del pibe” sigue el domingo 5 de septiembre con una fecha conjunta en Niceto Club).

5- El discurso con el que el alma máter de Dancing Mood se enfrentó a las últimas entrevistas antes del show en el Gran Rex (“Que se perdió el romanticismo musical” o “Los músicos sólo piensan en salir en las revistas”, entre otros dixits) sonaba, a primera vista, trillado. Pero en vivo, quedó claro que esas frases no fueron dichas porque sí o con un oportunismo demagógico: se escucha, se siente y se ve la pasión que el combo le pone a su labor, que Dancing Mood es el espacio donde cada uno, como músico, siempre quiso estar. Compañeros: ¡salud! Y que sea por diez años más.

Fotos: José Luis García.

Have your say